¿Los ingresos por Seguro de Vida deben pagar impuestos?

Muchas personas aseguran que no solo la muerte es inevitable, sino que hay algo más de lo que no podemos librarnos, y se trata de los impuestos, y si te cuestionas si los ingresos derivados al Seguro de Vida deben realizar pago de impuestos, la verdad es que todo va a depender de dos factores; la persona que pagó la prima del seguro y la persona que se beneficia del seguro en sí.

Hay dos formas para realizar el pago del seguro de vida, la primera es aquella en donde la persona lleva a cabo el pago de su propio seguro y coloca como beneficiario a quien desee. La segunda forma de realizar el pago del seguro es que el patrón de quien fue asegurado es quien realiza el  pago para poder así mantener la tranquilidad de los familiares del trabajador, todo esto previniendo el caso en donde llegase a fallecer de improviso.

Si la persona fallece –la que genera el ingreso-, hay que saber con claridad si se debe o no realizar el pago de impuestos por el dinero que fue recibido del seguro de vida, y la realidad es que hay que averiguarlo pues puede que sí y puede que no, y esto se debe a la definición hecha por la Suprema Corte, en donde el pago de impuestos dependería de dos factores; la persona que realizó el pago de la prima del seguro y los beneficiarios que posee el seguro.

Asimismo, la Suprema Corte determinó que, si la persona que falleció era la que pagó la prima del seguro, entonces no se deberán pagar impuestos –en el caso de los beneficiarios-, por el dinero que recibirían, por otro lado, puede pasar que la persona fallecida no era la encargada del pago, y en tal caso va a depender de quién sea la persona beneficiada para saber si debe o no pagar impuestos.

Las condiciones para saber si el beneficiario debe pagar los impuestos son:

  • Si cumplía la función de cónyuge o es descendiente o ascendiente en línea recta de la persona fallecida, no debe pagar impuestos al recibir el dinero del Seguro de Vida.
  • Si por el contrario, el beneficiario no cumple con la condición anterior y se trata de otro tipo de familiar, ejemplo, bisabuelos, nietos, abuelos, padres, hijos, los impuestos sí deben ser pagados por el dinero recibido.

Las condiciones anteriores fueron establecidas por la Suprema Corte de Justicia debido a que, cuando el seguro fue adquirido por el mismo asegurado, cuando fallece, ninguna de las personas beneficiadas debe pagar impuestos porque no se trata de un gasto conocido como de “previsión social”, se trata de un seguro que fue comprado con dinero del asegurado.

¿Cómo prevenir para poder cobrar el seguro de vida si el asegurado fallece?

Si la persona que adquirió el seguro sigue el camino de la prevención, su seguro al fallecer permite que los beneficiarios puedan gozar la cantidad que fue especificada en la póliza. Es sabido que, cuando un familiar muere, se atraviesa un momento bastante difícil, pero los seguros de vida deben ser aprovechados y no darlos por sentados, porque aquella persona que falleció dejó tal “regalo”, y se debe cobrar lo correspondido.

La recomendación es mantener siempre guardada la información que se llegase a necesitar para poder gozar de los beneficios de la póliza, teniendo además solvencia en los pagos de la misma.  Aunque es un tema que a nadie le gusta tocar, la familia debe estar al tanto de la existencia de la póliza y conocer dónde está guardado el papeleo y la solvencia de los pagos.

Hay situaciones en la vida que deseamos no atravesar, pero siempre es valioso estar prevenidos, y un seguro de vida puede ser sumamente importante.